domingo, 15 de agosto de 2010

sábado, 7 de agosto de 2010

Días de playa, días de…



Es una entrada sobre la playa, ese lugar en donde a muchas personas les gusta
ver el mar y el rítmico vaivén de las olas...

Eso tan apacible me gusta, comúnmente suelo ir a las playas del Callao. Como ya muchos sabrán es una playa rodeada de piedras, chiquitas y grandes.

Esto me recuerda, que en uno de mis viajes fui a la playa de Mollendo, era una playa de arena en donde el sol es más fuerte y la arena quemaba más que las piedras de mi querida playa del Callao, también un insecto me pico (es una queja).

No todo fue malo, recuerdo algo muy gracioso queríamos ir hasta un puesto de vendedores de aguas frías, pero no podíamos dar ni un paso…al final tuvimos que ponernos los zapatos con los pies llenos de arena para poder llegar.

Bueno las playas al margen de ser un sitio para bañarse y pasar un día agradable son también sitios para relajarse pensar y también (no puedo decirlo sin exhalar un suspiro) para el amor. Donde esos sentimientos tontos se hacen realidad y en donde un "te quiero" no es suficiente para expresar lo que sentimos.

Un día de playa sea por el motivo que sea siempre será ameno y agradable


Hasta otra vez.