jueves, 19 de noviembre de 2009

Concierto Depeche Mode

Solo Depeche Mode

Fue una gran noche…aunque algunos habían vaticinado un desastre eso lo digo por parte de mi circulo. Pero grande es mi suerte que alguien me presto un Dvd del concierto en Italia del año 2001 y día y noche escuchaba las canciones de ese genial cantante Dave Grahan porque lo admito… también me quede con la música antigua la de los ochenta, es que me gusta Enjoy del silencio es genial (^_^) y varias de esa época…

Y gracias a la oportuna aparición de ese disco y que una amigo me facilito su nueva producción. No me perdí, como sé que a muchos les paso. Y no es de sorprenderse porque muchos no disfrutaron de las canciones, no solo porque eran mayores… si no que no habían seguido su trayectoria, ellos solo hubieran querido escuchar las canciones antiguas.
También a muchos jóvenes (parece) algunas canciones los sorprendían porque se quedaban quietos Y suertuda yo que disfrute el concierto desde principio a fin.

La nota mala no fueron las canciones, fue que el tipo que estaba a mi costado (al lado de la baranda) fumaba como chimenea y ese olor a cigarro ya me tenia harta, otro era que el de atrás mió no dejaba de apoyar su codo en mi hombro (que desgracia ser pequeña) pero una mirada asesina por parte de mi acompañante lo puso en su sitio xD

Luego todo fue salto, grito, aplausos y bueno concuerdo con varios… ellos no dijeron “gracias Chile” en ningún momento se menciono esa palabra, pero tampoco dijeron “gracias Perú.• Bueno eso se entiende después de todo De peche Mode es Depeche mode el concierto De Depeche Mode se define en una sola palabra Orgasmico así fue para mi.


lunes, 17 de agosto de 2009

Una odisea.





Lima, difícil conocerla… difícil encontrarla. Claro, ustedes pensaran que hace una loca escribiendo esto, si es limeña de nacimiento. Créanlo o no, se conoce y desconoce aún su propia ciudad, es por eso que les narrare una odisea que vivi buscando una dirección para ver la exposición de Transformer.


Salí de mañana, sabia muy bien que el local abriría temprano y queríamos aprovechar al máximo el tiempo, es por eso que partimos rumbo al sitio indicado que era La Biblioteca Municipal de Magdalena del Mar (Javier Prado).

Claro una vista rápida al mapa nos indicaba que era casi sencillo llegar (Recuerden dije "sencillo")

No fue así y al bajar del bus nos indicaron que debíamos caminar cerca de 10 cuadras para encontrar al lugar. Bien, nosotros decidimos tomar otro bus para llegar mas rápido y no cansarnos, pero el cobrador (más lento que nosotros) hizo que nos pasáramos el lugar (llevándonos más lejos del sitio indicado) Mi acompañante no estaba dispuesta a caminar más, es por eso que preguntando nuevamente y tomamos otro bus, decidimos ir al lugar que supuestamente era el indicado, pero nuevamente… error!!! el cobrador confundió los nombres y nos llevo a otro sitio.


Caminamos un poco, porque un sujeto no indico que no estaba tan lejos, pero al llegar, nos dimos con la sorpresa que solo estábamos dando vueltas por la misma calle.

Bien cansado de dar tantas vueltas, preguntamos a una mototaxi que nos dijo que nos llevaría al parque en cuestión y aceptamos.

Al llegar no parecía el sitio de la exposición, ya que era un mercado y llámenlo intuición o algo (ayudo que el parque se llamaba Leoncio Prado y al parque que llegamos tenia una estatua de un Indio).
Como dije, nos impacientamos e incluso escuche que alguien recomendó que nos regresáramos. ¿Qué? Dije yo. (Y recordando las clásicas palabras de aquella película dije) “Retroceder nunca rendirse jamar”.

Decididos a no rendirnos preguntamos a una señora vendedoras de figuras de anime (Algo muy curioso) ella nos indico el sitio exacto a donde ir, hasta nos indico que bus tomar y por donde bajar (Gracias seño…xD)

Y es así, que ya eran las doce del día y el lugar tan ansiado se acercaba o mejor dicho, nosotros nos acercamos a él. Por fin, luego de algunas señas llegamos. El sitio era bonito. Un parque con ambiente tranquilo y un local adecuado con gente fans que eran guías. Entonces cámara en mano nos dispusimos a gravar todo.

Como saben que hay que decir de
Transformer que es genial y súper guau vimos los artículos de colección y los afiches del evento y todo.

Perdón si comento esto muy tarde, pero (que voy hacer) otras cosas tuvieron prioridad…^///^

Chau.

martes, 5 de mayo de 2009

El primer hombre en mí vida…Cesar Vallejo.



Debido a que una amiga me pidió que le ayudara a hacer un análisis sobre una película que había visto en su clase. Recordé a un poeta de mi país, del cual he leído muchas de sus obras.

Bueno, la película era “La sociedad de los poetas muertos” La tarea consistía en escribir alguna frase que halla inspirado la película, luego de mucho pensar. Al final la frase fue:“Lo mejor de la juventud, debe de liberarse, aunque se encuentre en nuestro interior

Claro, esta frase, expresaba lo que realmente sienten los estudiantes. También que deben entender, la obsesión del maestro, quién trataba de hacer que se liberen y aprendan a expresarse sin temor.

Todo esto, como lo he dicho anteriormente me hizo recordar algo de mi época de estudiante en el colegió. Era que la maestra, nos había obligado a memorizarnos algunos poemas. Claro todos escogimos los más fáciles. xD

El autor que escogí fue Cesar Vallejo, poeta peruano. Sus obras, la más popular a mí modesto parecer “Los heraldos negros”. Es una pequeña obra con un compendio de sus mejores poemas y algunos cuentos en prosa. Que realizó al inicio de su vida, entre estos, los que más me agradaron fue, la del mismo titulo "Los heraldos negros".

Además pueden creer cual fue la repercusión que tuvo en mi vida dicho poema, creo que fue el primer golpe a la realidad que tuve. El comparar mis manos a las de cualquier persona que realiza un trabajo pesado, el darme cuenta como cada frase del poema se veía realizado en la realidad. Mi mente, que antes de eso, solo estaba invadida por cosas que veía en la televisión (Cosa insignificante) y al compararlas con la realidad todo eso se volvía un juego, una broma.

Al ver tanto tiempo perdido, me desconcertó, me sentí triste, la abulia me invadió, peor aún, el no poder compartir esa desazón con nadie me hacia sentir mal.

Muchos se preguntaran ¿Qué tan sola se puede estar? Pero es cierto, la noción de esa palabra en mi niñez no tenía más significado que una simple tristeza.

Recién a los dieciocho me di cuenta de la verdad de lo que sentí aquella vez. Luego de leer otro gran poema de esté autor. Nuevamente él había entrado en mi vida para hacerme pensar y reflexionar sobre la realidad ahora he buscado información sobre él. Y he encontrado muchos de sus grandes poemas.

El primer hombre en mi vida es él, del que guardo un retrato y a quién le debo mi alegría. Me prometí a mi misma no sentir nunca tristeza, ni caer en la abulia como él lo hizo, además no renegar de Dios culpándolo de mis desgracias, y a disfrutar de la vida día con día.

Al amanecer y abrir los ojos me repito a mi misma, seguiré adelante y cada día se vuelve un nuevo reto para mí. ^_^

sábado, 18 de abril de 2009

jueves, 9 de abril de 2009

Epitafio


Se espera que todos viajemos al mismo ritmo, la alegría del nacimiento, el constante aprendizaje, conocer al ser amado, para finalmente inmortalizarnos en un recuerdo.

Sin embargo, qué pasa cuando eso no resulta tan perfecto como se plantea, qué sucede cuando se interrumpe por algún incierto suceso. Esto es lo que siento al ver la reciente muerte de dos amigos quienes junto a mí, vieron la luz del sol; quienes sonrieron conmigo y que ahora son un recuerdo en mi corazón.

Elizabeth era una chica que desde niña mostró una gran alegría, un espíritu de lucha, un esfuerzo por salir adelante, pero la muerte se presentó ante ella, aunque no de forma abrupta. A los diez años se enteró de una mortal enfermedad que se apoderó de su cuerpo, una enfermedad con la que trataba de combatir día a día. No obstante, esa lucha ha terminado, el cáncer la derrotó y le puso fin a su vida.



Qué es de aquella niña,
ha quien no veré más.
Ella, en el cielo ya está.
Adiós te digo pequeña,
en mi corazón siempre estarás.



Marc Anthony era un joven con deseos de ser el mejor, había terminado su carrera, tenía sueños, deseos de concretar una vida feliz; un paso hacia el futuro es lo que anhelaba todos los días. Al ir a las reuniones del grupo él se mostraba siempre alegre y tuvo un consejo sabio para todos en muchas ocasiones… lamentablemente, acaba de fallecer en un incierto accidente.

Una mala instalación, un descuido es lo que acabó con su futuro, él recibió una descarga eléctrica que le ocasionó un paro cardíaco y sus ojos se cerraron para no abrirse más.

A los 25 te vas…ahora no podré verte más
Solo queda decir…buen viaje Marc.


Adiós, es lo único que sale de mi boca, una simple palabra que solo puedo emitir por sentir una presión en mi pecho al recordar los momentos vividos, al añorar el pasado… la infancia.

viernes, 3 de abril de 2009

Segunda oportunidad.




Quería contarles algo curioso que pasó un fin de semana. Cerca de la oficina iban a inaugurar un nuevo restaurante. Este era de comida tradicional del Perú, todos en el trabajo, fuimos invitados.

Con mis amigas y amigos decidimos ir. Yo tenía un especial interés en asistir, quería probar el famoso cuy chactado. Aunque esta comida ya había tenido la oportunidad de probarla en mi niñez.

Un pequeño recuerdo de lo que ocurrió en aquella ocasión:





Aquella vez había ido a Huaraz con mis tíos y con mis primas. Nosotras, pequeñas aun, fuimos a ver el lugar donde se criaban a los animalitos, pero al llegar, lo que observé no me agrado solo pude ver como mataban a los animalitos y eso que no me agrado.

A pesar de eso. Mi viaje a Huaraz fue muy agradable, mis primas y yo fuimos a explorar. En la parte alta de la zona encontramos unas casas, allí también nos hicimos amigos de unos niños y junto con ellos construimos lo que a nuestro parecer (recuerden éramos niños) eran unas casas ^_^U.

Nos sorprendió una planta en particular, no sabíamos que eran. Felizmente, uno de nuestros nuevos amigos nos dijo que aquellas eran Tunas, y que si nos metíamos cerca de allí nos entrarían espinas. Claro que, eso nos asusto y por supuesto les hicimos caso.

Con nuestros nuevos amigos jugamos toda la tarde. Luego al despedirnos, ellos nos preguntaban ¿Van a regresar? ¿Verdad? ¡Sí! Contestábamos nosotras, era nuestra inocencia la que nos impulsaba a decir eso. En realidad pensábamos regresar. No crean que soy cruel, lo que pasa es que esto ocurrió cuando tenía 8 años y honestamente pensé que iba a regresar.

Había llegado el momento de comer, cuando sirvieron los platos y al ver la comida servida…. Sentía mucho desgano para probar algo. Es por eso, que cuando me sirvieron el cuy no lo comí. Solo probé el choclo con queso.

Claro, mis tíos insistieron que comiera. Yo no quería hacerlo, cuando sus peticiones se volvían órdenes; para mí suerte, empezó a llover y luego al llegar los truenos mi tía ordeno a todos: ¡Debemos irnos! cuando empieza a llover y cae granizo, es difícil volver a casa.

Entonces todos nos colocamos unos impermeables y regresamos a casa. El granizo es feo y molesto, cuando te golpea duele, da la sensación como si te golpearan piedritas. La vuelta a casa fue muy cómica; mi prima, debido al granizo se caía constantemente y eso, era todo un espectáculo ja ja ja.

Luego de este grato recuerdo pasemos a lo más importante. El presente, como les decía todos asistiríamos al evento, luego de salir del trabajo, fuimos directo al local.

Este había sido decorado del tipo tradicional con un tono marrón y unos charangos en la pared también cuadros y todo tipo de artesanía decorativa, la gran atracción consistía en que habían traído a una experta cocinera de Ayacucho, ella era una mujer muy agradable que sonriendo servia los platos. Aunque dudo si ella los preparaba creo que solo estaba de adorno, porque no cocinaba nada, solo servia los platos ¬¬

Bueno, llego nuestro turno éramos cuatro y nos trajeron dos cuy enteros. Debíamos dividirlos para todos, también nos trajeron: un guiso de trigo, arroz (porque lo exigió mi amiga), papa sancochada, queso, choclo y una especie de salsa de ají verde.

Bien yo empecé la repartición, un trozo de cuy para cada uno. Al principio mis traumas pasados regresaron, pero estaba decidida a superarlos porque veía como todos en el lugar comían exclamando alegremente ¡¡¡Esta delicioso!!! ¡¡¡Muy rico!!!

Todos comían y yo seguía mirando, mi amiga pregunto ¿Vas a comer? En sus ojos pude ver la codicia hacia mi presa, no estaba dispuesta a darle gusto. Ella no era de mi agrado.

Es por eso, que tome decidida la presa y al probarla sentí un sabor distinto, nada común. era diferente al sabor del pollo, cerdo, conejo, pescado, carne. Era delicioso, lastima que mi gusto duro muy poco; porque termine de comer y al querer probar el trigo, este se había agotado pues los glotones de mis amigos se habían comido todo, Luego nos trajeron unas copas de vino según nos dijeron es lo que acompaña al Cuy.

Claro al principio todo es gratis después te cobran, pedimos unas jarras de Sangría nos quedamos hasta las 10 de la noche, al principio tocaban el arpa y el Violin después aparecieron unos danzantes de tijera, para finalizar la fiesta, apareció una orquesta que tocaba todo tipo de música variada.

Al regresar a casa veía doble pero pude llegar sana y salva…Lo demás, es otra historia.

Desde aquel día, he probado el cuy en diferentes preparaciones, aunque esto desequilibre mi presupuesto je je je.



miércoles, 25 de marzo de 2009

La razón de mis desvelos


Buenito va siendo hora que actualicé un poco. Yo quería contarles algo, es sobre uno de los primeros animes que vi en otro idioma por el cable. Recuerdo que ha la hora que lo pasaban era a las tres de la mañana, por supuesto, no dormía. Felizmente, solo lo pasaban los sábados y domingos también los días feriados, pero me amanecía, porque lo amaba, amaba ese anime desde que lo leí en la revista sugoi.

Aunque los domingos eran una tortura, ya que me levantaba tarde para ir al colé. Pero igual me quedaba a verlo, recuerdo que unas noches o madrugadas (como ya dije lo daban a las 3.00 de la mañana) el sueño me ganaba y cuando despertaba ya eran las 6.00 de la mañana.

Me había perdido un capitulo vital, todo el día estaba molesta en el colegió me desquitaba con mis compañeros y los acusaba de no hacer los trabajos grupales con la maestra =D, pero ellos luego me perdonabanJ.

Un día le pedí a un compañero que lo grabara en su vhs. Si ese aparato antiguo… (Recuerden apenas tenía 15 años) y esos aparatos eran los únicos en grabar, y mi amigo lo programo para que se grabara.

Dormí cómodamente toda la noche a sabiendas que lo vería el otro día, pero mi decepción fue grande al ver que el muy hu%()n se equivoco de canal y grabo el de otro programa (de unos conejitos ò_ó) lo odie todo lo que daban mis fuerzas, el muy in%%&///il se había equivocado al momento de programar el aparato… era el capitulo vital casi el penúltimo de la serie que estaba viendo.

¿Quieren saber a que anime me refiero? si me refiero a Fruits Basket y lo pasaba en el canal Catalán TV3. Ya había aprendido varias palabras en catalán y la canción me fascinaba.

Luego ya no confié en el in$%·%·il y me amanecía yo misma para verlo, claro tuve buen cuidado de pedirle prestado su vhs n_n, y grabarlo yo misma para luego verlo con más tranquilidad, (sin los ojos nublados por el sueño ^_^)

Cuando vi el final. Me conmovió tanto que llore de la emoción, averigüe todo lo que pude sobre la serie. Pero la autora del manga solo actualiza una vez al año y recién hace dos años lo ha finalizado y como siempre mis sospechas son correctas. Las parejas son las que yo pensaba, pero algo me llamo poderosamente la atención y fue la sexualidad de Akito. Que era la de una mujer, y en la serie del anime parecía hombre fue una sorpresa, por lo demás esta genial estoy esperando que algún estudio de animación se anime hacerle la continuación y pueda ver mi mejor anime… con el llore muchas veces de alegría, tristeza y de emoción XD.

Un momento falto añadir que recientemente conseguí los discos con todos los capítulos y a cada persona que se lo hago ver concuerda conmigo que es el mejor anime.


Sueño despierta, con el mágico momento…
Aunque la realidad me golpea, con un lamento
Los momentos contigo son cada vez más fugaces,
Pero tú… ¡Alegras mí vida! es lo que haces.

Gracias te digo… mi amigo… Shun, aunque anda un poco sobrado (La fama lo tiene en las nubes)


Hasta la próxima ^_^

lunes, 23 de febrero de 2009

Un nuevo día y un regalo inesperado


Una rosa, Yo y mi amado.

Es un nuevo día y una pequeña lluvia de verano, inunda mi barrio, es una rara sensación, además es extraño, muy extraño, pero mi mente viaja añorando un poema reciente.

Cuando te atreves a tocar ¡Mi piel!
Muestras, un gran valor…
Pues debes saber, que ni con ¡El pincel!
En mí, causas ningún dolor…

Recuerdo que desde unas semanas atrás, todos los días, al ir al trabajo en la puerta de mí departamento, encontraba una nota y en ella decía:

-Que tengas un buen día, y que por cada persona que veas, mí corazón se acerca más al tuyo… piensa en mí, solo en mí...-

Siempre era igual, notas similares encontraba todos los días junto a una rosa, que desprendía un agradable aroma, eso era tan común que no me sorprendía. Pero, un día, dejaron de aparecer las notas, incluso ninguna rosa. Extrañaba a mí acosador, era tan lindo sentirse perseguida.

Ya ha pasado una semana, desde la última rosa recibida, hoy es 14. Había rechazado las invitaciones de varios amigos y amigas para ir de fiesta a algúna disco de Lima. Yo preferí permanecer en mí departamento, en espera de mí acosador, sabia que él vendría, lo presentía, mí corazón latía con fuerza eran las siete de la noche y ningún sonido, ninguna timbrada al celular, la película ya terminaba yo empezaba a arrepentirme de mi decisión de no salir. Eran las 10 de la noche y cuando me disponía a dormir con el corazón destrozado los ojos rojos, cansados de tanto leer una y otra vez “Love History”

Cuando, inesperadamente alguien toco a mi puerta, primero dude en abrir. El toque había sida tan suave, tan imperceptible, que dude si era real, pero luego fue más insistente, así que me decidí y abrí rápido…

No había nadie, al fijarme en el piso pude ver una de las notas, junto a la rosa que siempre encontraba todos los días, la recogí empezaba a abrir la nota, cuando escuche unos pasos y una respiración agitada, acaso era posible que él, este todavía aquí.

Entonces fui hacia el origen del sonido, al terminar el pasadizo y cruzar, solo pude ver una sombra fugaz dirigirse hacia la salida. Pero esta vez no se me escaparía, esta vez sabría quien era. Así que muy decidida lo seguí, salio hacia la calle, intento correr, pero pude ver su rumbo. Entonces, decidí tomar un atajo, calculando la dirección hacia donde se dirigía…

Me pare enfrente de él diciéndole –Esta vez no te escapas-

Él se sorprendió de mi determinación, la luz de la calle era casi nula, no podía distinguir su rostro, solo pude ver una sonrisa torcida que con voz ronca dijo:

-Lo siento señorita se ha equivocado de persona, yo no la conozco. Perdón, pero tengo prisa-

Él intento apartarme, pero yo no estaba dispuesta a dejarme engañar tan fácil, así que lo sujete por su chamarra y lo arrincone hacia donde se podía ver mejor su rostro viéndolo decidida le dije:

-No me tomaras por tonta, se que eres tú, él de las notas. ¿Que honda conmigo? no me gusta que me vacilen-

Le dije todo eso, de una buena vez, él permanecía con la cabeza gacha. Maldición pense yo, no podía verle bien el rostro. Pero luego de un rato en el que permaneció en silencio levanto el rostro y mirándome directamente a los ojos dijo:

-Te quiero, siempre te he querido, desde el colegió recuerdas, soy yo…el que se sentaba al lado tuyo en el salón, el que te daba las respuesta en los exámenes-

Esa confesión me desconcertó, al verlo bien; lo recordé, era Arturo mi compañero de travesuras con el que copiábamos los exámenes y con el que tuve un fugaz romance escolar; ahora era más alto, sus músculos eran firmes pero mantenía esa mirada tierna que me agradaba, desconcertada lo solté.

-Siempre fuiste así, por eso te quiero me agrada tu decisión y determinación…- dijo él.

-¿Por qué hiciste todo eso? ¿Por qué no fuiste directo?- le pregunte.

-Pensé que me rechazarías. Además no sabia si habías cambiado, si te das cuenta trabajas en lo que no te gusta, y pensé que quizás… habías cambiado en todo-

Ya casi no escuchaba sus palabras, el recuerdo del pasado se apodero de mí, e intentando parecer casual conteste – No digas tonterías, ven vamos a buscar un helado-

-Como siempre comiendo helado de noche…-exclamo él, pero al avanzar unos pasos me jalo del brazo y sin que yo se lo permitiera me dio un beso, cerré los ojos disfrutando de la sensación y correspondí con igual pasión…

Luego de ese largo beso me soltó yo le di un ligero golpe en el estomago y sonriéndole picara dije.

–Aún no son las doce, aún… es el día del amor…-